50 años de vida y resistencia

Hace algunos meses nos propusimos ir sobre las historias de vida y resistencia de personas que nos pudiesen dar testimonio de lo que fue su participación en la Unidad Popular, esto debido a que mayormente para una parte de la población cuando se les conversa sobre este proceso popular, ponen el acento en las colas o en el golpe de estado, desconociéndose o negándose algunas veces, los alcances, esperanzas y sueños de aquel gobierno de mil días, que marcó el devenir de nuestro pueblo y sus alcances en la política tanto nacional como internacional.

Hemos logrado hasta ahora recabar decenas de historias de pobladores, militantes, activistas, profesionales y artistas, todos reconociéndose: Allendistas.

Encuentros llenos de solidaridad, confianza y cariño, donde cada uno desde sus lugares nos han hablado de habitabilidad, de política, de convicciones, de dignidad, de utopías, de alegrías y tristezas.

Algunos fueron del aparato de seguridad del presidente, otros estudiantes beneficiados por las políticas educacionales de la UP, artistas de las diversas áreas comprometidos tras el concepto de trabajadores de la cultura, dueñas de casa, empleados de los cordones industriales, muralistas, escritores, actores y actrices, arquitectos y Elenos.

Vienen más entrevistas ya coordinadas, con músicos, bailarines, participes del proceso de la reforma agraria, miembros de la escuela nacional unificada, familiares de víctimas de la dictadura y directivos de la editorial Quimantú.

Algunos de estos habitantes de Santiago, otros de regiones y algunos de fuera de nuestras latitudes que gracias al contacto de otros se han podido sumar a este empeño.

Todo esto lo vamos logrando a mano y sin permiso, sin concursos, sin fondos, solo contando con el apoyo solidario de personas que se han ido sumando a este trabajo, validando la importancia que creemos posee esta iniciativa.

Van a cumplirse 50 años de aquel sueño truncado y como proceso relevante para la historia de nuestro pueblo, creemos realmente importante resguardar y dar a conocer estos testimonios en aras de la memoria tan importante en este país que de a ratos se torna amnésico y oscilante.

Desde ya agradecemos cada testimonio, cada invitación a conversar, agradecemos a quienes comparten estas historias y les invitamos a sumarse cada cual desde sus vivencias a este trabajo voluntario de reconstrucción de la memoria popular.

(Trío Memorial)