Miltón Silva
Miembro del grupo de amigos personales (G.A.P.)
Dispositivo de seguridad del presidente Allende.

En octubre del 72 me invitaron a un curso de quinde días, partí con mi amigo Chago con el cual fuimos escogidos para esta tarea, nos pasan a buscar en un jeep y de repente un camino de tierra y ahí nos dimos cuenta que era cañaveral, nunca se me pasó que nos iban a elegir para esto.

Ahí me dicen que fuí elegido para ser parte del dispositivo, «quede loco», imagínate… yo defendiendo al presidente Allende.

Bajé a Tomas Moro y ahí de inmediato me asignaron una pieza y me informaron de las tareas que debería cumplir.

Mi madre era Allendista, en el 64, allá en Parral las vecinas preguntaban por quién votar y mi madre decía por Allende, ellas le decían: pero señora está loca, la van a mandar pa´Cuba, pa´Rusia, a lo que mi madre les dice: ¡Miren, el estado se va a hacer cargo de la educación de mis hijos y con eso me basta… yo voy a votar por Allende!!

Con mi primer sueldo le compré unos vasos y ahí le dije: Me voy a Cuba… yo pensaba, pero como tan rápido…

Mi mamá era una persona muy difícil en demostrar sus emociones, yo tampoco nunca había llorado y un día lejos en cuba lloré, voté todo.

Curso con especialistas en seguridad, de defensa personal, de chequeo…

Una vez en Chile, la primera labor era la guarnición: cuidar la casa de Tomas Moro y cuidar el segundo piso de la moneda. Después podías ser escolta, operativo o avanzada.

En diciembre del 72, cuando el Chicho sale a naciones unidas, estando yo en escolta, el doctor llama al general Prats que estaba como ministro del interior y debía asumir mientras él estuviera afuera y le dice: le ofrezco mi seguridad, el general Prats se sorprendió y con él tuvimos una experiencia muy bonita pues él se pone a disposición nuestra.

Nuestros jefes le explican cuál era nuestra función y como nos relacionaríamos con él, fue una experiencia muy bonita, él era un hombre muy sencillo.

El por qué se decide que fuésemos nosotros la escolta es por una razón muy sencilla que explica Tati, (Beatriz Allende) la hija del presidente, poco antes de las elecciones lo define con una simple explicación, dice: si mi papá sale electo no puede estar su seguridad a cargo de los pacos o los tiras, bajo ningún concepto, debe ser un grupo de confianza.

Y así la vida nos condujo a ser escoltas del general Prats, escolta del compañero Allende y de su esposa… Tencha.

¿Qué recuerdas tú del triunfo de la unidad popular?

Le voy a poner un nombre a esa sensación: les sacamos la chucha momios ctm.

Eso lo dije a las 5 de la tarde, cuando aún no se sabía el triunfo del doctor, salimos a la calle a celebrar el triunfo, los demócratas cristianos nos salían a saludar y nosotros les decíamos: ándate a la….

Y así nace la confianza que sí, que, sí podíamos hacer cambios: primero los discursos del doctor, después la llegada a la gente, el respeto a la clase trabajadora, esa presencia de amigo, de compañero…la gente lo tomaba como un compañero más.

Una alegría inmensa, mucha gente en las calles… y así comenzar a amar aquel proyecto.

Creer en un proyecto de cambios…fue una campaña muy linda, muy intensa y de mucho compañerismo.

¿Qué piensas tú si te digo Salvador Allende?

Yo digo Dignidad, yo digo ética, digo un hombre que cumplió con sus compromisos, un hombre honesto con lo que estaba haciendo, que lograba integrar en su quehacer a mujeres, a niños, a hombres, a los mapuche… un hombre de una sola línea.

Miltón Silva
Miembro del grupo de amigos personales (G.A.P.)
Dispositivo de seguridad del presidente Allende.

Registro: Greta Estévez
Entrevista: Bervagon.