El día del triunfo de Allende, andaba con la hija de un compañero del partido, era un júbilo, la gente estaba súper contenta y se profundizaba la esperanza.

Yo planteo que, en ese tiempo, la canción cumplió la función literaria, por ejemplo, en el disco:

“La Población” de Víctor Jara, él a través de la narrativa dio una idea súper cercana de lo que era una población, yo digo que tal como en la pintura las brigadas representaron los anhelos de un pueblo, la canción fue la literatura de aquel tiempo y llego a la conclusión que la canción fue la literatura de la unidad popular…un libro toma más tiempo …Y de verdad, no pensábamos que todo iba a terminar de manera tan abrupta.

Hubo sí una revista publicada por Quimantú llamada: “La Quinta rueda” un verdadero tesoro, la revista cultural de La UP, fueron 9 números, en agosto del 73 su última edición, es una revista maravillosa, donde se dejó testimonio del parecer y el accionar de diversos artistas y pensantes de la unidad popular.

El Golpe:

Cuando se sucedió el golpe, a los que trabajábamos en el peda, primero nos suspendieron, o sea a los que estaban más identificados los echaron de inmediato, pero a mí por ser más chica no me dieron tanta importancia, lo que sí, no nos dejaron entrar nunca más.

Entre el 71 y el 73, hice clases en la católica de Valparaíso, pero también me suspendieron, logré que el profesor del área me dejara dar clases, hasta a inicios del 74… Cuando también me echaron.

Después partimos a Francia, donde la solidaridad con Chile fue muy importante debido al impacto que causó la brutalidad del golpe.

Araucaria:

Yo supe estando allá que se crearía una revista, tuvimos una reunión, con Volodia, Eugenia Neves, yo, Carlos Orellana y Luis Bocaz en París, me citaron y nos explicaron de que trataba Araucaria.

Sería una revista trimestral, que nos llevaba a juntarnos todos los lunes, nadie estaba a cargo de una sección propiamente tal, pero de cierto modo cada uno según su conocimiento se desarrollaba en su área, a mí me tocó hacerme cargo de una sección llamada textos, que era de producción literaria, llegaban mayormente poesías desde todas las latitudes, había mucha gente que enviaba textos con seudónimos, e incluso hubo cerca de 5 que nunca supimos quiénes eran.

En los primeros números se publicaba como para captar la atención, a Julio Cortázar, Galeano, Benedetti, entre algunos escritores latinoamericanos…Roberto Bolaño también escribió en la revista.

Se publicaba en Madrid pues salía más económica, si bien era una revista que publicaba el Partido Comunista, no era un boletín y se financiaba mayormente con la ayuda de la Unión Soviética.

La revista te acercaba, hubo mucha actividad política y cultural que nos hacía sentir que, pese al exilio, vivíamos muy cerca de nuestro país, estábamos muy enterados de lo que pasaba allá, uno estaba con los pies en Europa, pero con la cabeza y el corazón en Chile.

Al regresar, una de las cosas más tristes y difíciles, fue ser rechazados por haber sido exiliados, a veces nos criticaban diciendo: tu no viviste lo que aquí pasábamos, no viviste los horrores, pero vivir allá no era fácil.

Hubo mucha historia de exiliados de distintas partes, la revista unía, era una demostración, de lo que era el exilio.

Si bien es cierto poseía algo como de elite, (pues de algún modo en su mayoría en Paris, publicaban muchos representantes de la intelectualidad) siento que la revista jugó un papel muy importante.

Para mí fue muy formadora, tanto desde un punto de vista político, como profesional, porque escribir en Araucaria me hizo crecer mucho y poseíamos la esperanza que al ser leída en nuestro país ayudábamos a terminar con la dictadura.

Salvador Allende:

Yo creo que ha sido el más grande dirigente a lo mejor del siglo XX, incluso más allá de nuestras fronteras, sus discursos son una cosa impresionante, frente a las personas que dicen que a él le escribían los discursos, imagínate… como prueba… como olvidar sus últimas palabras.

Yo creo que el siendo de origen burgués, en sí era un revolucionario, él quería cambiar la sociedad y confiaba en el pueblo, esa era una de sus mayores improntas…Yo creo que él… fue de los más grandes.

Entrevista: Bernardino Vásquez
Post. Prod Fotográfica: Greta Estévez